Zapatero a tus zapatos…

Se mueven las ruedas en la lentitud de un vacío poblado de espíritus inquietos

Buscando la felicidad en el mundo del arte, una luz entre sombras, orfandad suplida con hermandad.

Y una vez más, estoy aquí para soñar y levantar las alas al viento, nunca estaré solo.

Un espacio de expresión y a su vez evolución como sociedad, define el instante en cuestión de traer lo que realmente externamos.

¿Por qué no ser un zapato izquierdo, o mejor aún la piedra en el zapato?

La corretiza se da para todos lados; lo importante no es escapar una y otra vez, lo importante es tocar −aunque sea con las uñas− a quienes estén más cerca y eventualmente será al revés.

Yo sólo pongo la “C” en Colectivo pero sin ella dice OLECTIVO.

Y los clavos y el martillo no sólo son de un zapatero, que también usa zapatos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s